Publicidad:
La Coctelera

KaosmoS

Palabras despalabradas, sentidos sin sentido, imágenes inimaginadas y todo lo que usted no quería saber pero se atrevió a preguntar...

8 Junio 2005

UN CUENTO DE NOVELA

Escribí una novela magnífica. El primer párrafo era certero y contundente. Atrapaba al lector y definía al personaje. La primera persona le daba una fuerza singular, nada que ver con esos narradores omniscientes de tercera. Era un protagonista absoluto que templaba la acción, la que no decaía jamás. Era un libro excelente. La trama se componía de varios núcleos narrativos hábilmente entrelazados mediante una sutil urdimbre de indicios, elipsis, y demás recursos estilísticos. También incluía otros personajes a través de precisos y metonímicos diálogos e intercalaba pasajes descriptivos que pintaban bellamente una escena y, si bien detenían la acción, eran los remansos a manera de contrapunto que la dinámica de la estructura dramática requería. Si, era estupenda. Y eso, sin mencionar el uso audaz del lenguaje coloquial, casi a nivel de jerga en algún tramo, que le aportaba toda esa riqueza de la oralidad y una especial sensorialidad expresiva que junto al oportuno recurso de la onomatopeya, el hipérbaton y aliteraciones varias, más una casi infinita gama de formas retóricas, le daba una cadencia única a un ritmo no exento de resonancias míticas. Era brillante como dentro de una composición equilibrada resaltaba la sobriedad clásica salpicada de transgresiones formales y algún que otro neologismo vanguardista. El uso semántico de la palabra era rico y profundo, sin obviar sus valores plásticos y fónicos, en un discurso con reminiscencias simbolistas, más allá de su fuerte impronta realista. Ya les digo, era una novela extraordinaria pero al final, en mi afán minimalista a ultranza, comencé a quitar aquí y allá hasta que solo quedó el título y este relato que la rescata de un inmerecido olvido.

Xabier
(de Pretextos)

servido por Javier 5 comentarios compártelo

5 comentarios · Escribe aquí tu comentario

Magda

Magda dijo

Muchas gracias por tu visita a mi blog, ello me ha permitico conocerte y conocer el tuyo que está preciso e interesante.

Un beso.

8 Junio 2005 | 07:00 PM

fernanda

fernanda dijo

tenés muy buen humor y agradezco el relato para no olvidarnos que existió algo alguna vez.
Te agradezco también el comentario a mi artículo sobre vampiros.
Mucha sangre
Fernanda

8 Junio 2005 | 07:39 PM

guso

guso dijo

Brillante ejercicio sobre lo que pudo haber sido y no fue. Y si fue así, por qué no titular el artículo como: La novela del cuento ;)

9 Junio 2005 | 08:34 PM

Escribe tu comentario


Sobre mí

Avatar de Javier

KaosmoS

Montevideo, Uruguay
ver perfil »
contacto »
Xabier, mayor de edad, de estado civil y mental confuso. Escorpiano de signo zodiacal y dragón en el horóscopo chino. Nacido de parto natural en la muy fiel y reconquistadora ciudad de San Felipe y Santiago. Residente en donde dios mismo y en persona ha decidido que resida en companía de papeles, libros, fotos, arañas, moscas y mosquitos y demás elementos auxiliares de las casas. Soñador empedernido, nostálgico del futuro, extranjero aquí y en todas partes, dueño de nada ni de nadie, paridor de monstruos infernales y de causas justas por las dudas. Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Este blog pertenece a Javier Zeballos, seudónimo, heterónimo, álias, apodo o vaya a saber qué de Xabier. Todos los textos son de su (mí) autoria salvo indicación al respecto. Cualquiera los puede reproducir si le interesan pero agradezco desde ya por citar la improcedente procedencia de quien los cede y que los precede en esta sede para que quede como se debe que no plagia quien quiere sino quien puede.
RelojesWebEspana!

Fotos

Javier Zeballos todavía no ha subido ninguna foto.

¡Anímale a hacerlo!

Buscar

suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

¿Qué es esto?

Crea tu blog gratis en La Coctelera